Betta Dragón

Pez Betta Delta Dragón

El pez Betta Dragón es una variedad que se distingue por el brillo metálico de las escamas de su cuerpo, lo que le da una apariencia totalmente única y llamativa.

¿Cómo mantenerlo en óptimas condiciones?

  • Espacio mínimo: entre 10 y 20 litros. La forma ideal del acuario es rectangular.
  • pH del agua: entre 6,5 y 7,5. Ideal 7.
  • Dureza (GH) del agua: entre 4 y 14. Ideal 7.
  • Temperatura del agua: entre 22 y 28ºC.
  • Filtro: que filtre el agua del acuario correctamente y no genere excesiva corriente.
  • Iluminación: buena y suficiente iluminación para poder explorar el acuario con comodidad.
  • Alimentación: en escamas, en pellet y pequeños insectos vivos o liofilizados, con altos niveles de proteína.

Características del Betta Dragón

El Betta Dragón presenta un cuerpo esbelto y elegante, con aletas que son auténticas obras maestras. Lo que lo hace único es la apariencia escamosa que adorna sus aletas y cuerpo, dando la impresión de un dragón en miniatura. Estas escamas, a menudo elevadas y brillantes, añaden un toque de singularidad a su apariencia, creando un efecto visual sorprendente.

La aleta dorsal a menudo presenta un contorno ondulado, añadiendo un elemento de gracia a su figura. Las aletas ventrales, por su parte, pueden ser más largas y fluidas. La aleta caudal, aunque variada en formas, a menudo exhibe una estructura amplia y exuberante, destacando por sus bordes finamente decorados. La combinación de estas características hace que el Betta Dragon sea una variedad totalmente cautivadora en cualquier acuario.

En términos de coloración, el Betta Dragon ofrece una amplia gama que va desde los tonos metálicos y brillantes hasta los colores más suaves y pastel. Los tonos rojos, azules y verdes son comunes, pero la paleta puede variar enormemente, ofreciendo a los entusiastas la posibilidad de elegir entre una multitud de combinaciones.

Comportamiento del Betta Dragón

Esta variedad a menudo se muestra activa y curiosa, explorando su entorno con una elegancia que refleja su esbelta figura. A pesar de su belleza ejemplar, el Betta Dragón puede mostrar cierta territorialidad, especialmente hacia otros machos de la misma especie. Proporcionar suficientes escondites y espacio contribuye a mitigar los posibles conflictos que aparezcan en el acuario.

En términos sociales, el Betta Dragón tiende a preferir la soledad, destacando su deseo de ser el único protagonista en su hábitat. Sin embargo, su interacción con los cuidadores aporta un elemento de conexión única. Estos peces pueden reconocer a quienes los alimentan y, en ocasiones, incluso interactuar de manera receptiva. Durante la alimentación, el Betta Dragón despliega un comportamiento enérgico.

La elección de compañeros de acuario debe hacerse con cuidado, evitando la coexistencia con bettas machos para prevenir conflictos territoriales. La decoración del acuario, con plantas y escondites, no solo enriquece su entorno, sino que también proporciona áreas para explorar y descansar.

Pez Betta Media Luna Dragón
Pez Betta Media Luna con patrón de Dragón (escamas plateadas)

Alimentación del Betta Dragón

El Pez Betta Dragón necesita de una dieta bien equilibrada para mantener su vitalidad y resaltar los colores deslumbrantes de sus escamas. La alimentación ideal para esta variedad incluye una combinación de alimentos secos y congelados. Los alimentos secos, como pellets de alta calidad formulados específicamente para bettas, son esenciales para proporcionar nutrientes esenciales y fomentar un crecimiento saludable.

Además de los alimentos secos, la inclusión de alimentos congelados, como larvas de mosquito y daphnias, agrega un componente fresco y natural a su dieta. Estos alimentos, que simulan las presas vivas en su entorno natural, estimulan el instinto de caza del Betta Dragón. Sin embargo, la moderación en la cantidad de alimento suministrado es vital para evitar problemas intestinales.

La frecuencia de la alimentación también es un factor clave. Establecer un horario regular y consistente evita excesos y contribuye al bienestar general del pez. Ofrecer golosinas ocasionalmente, como larvas de mosquito liofilizadas, no solo enriquece su dieta, sino que también añade variedad y estimulación.

El acuario para el Betta Dragón

Se recomienda un tamaño de acuario de entre 10 y 20 litros, proporcionando así el espacio suficiente para que el pez nade y explore con elegancia y se sienta cómodo en su hábitat. La inclusión de un filtro es esencial para mantener la calidad del agua, eliminando residuos y garantizando un entorno saludable. Un calentador es fundamental para mantener la temperatura del agua en un rango óptimo, entre 22°C y 28°C, creando un clima óptimo para el Betta Dragón.

El sustrato juega también un papel fundamental. Se debe elegir un material suave y no abrasivo para evitar posibles daños en las aletas del pez. Un sustrato fino proporciona un lecho cómodo y seguro, contribuyendo al bienestar general del Betta Dragón. En cuanto a la iluminación, se recomienda una intensidad tenue que permita al pez explorar cómodamente su entorno sin riesgo de colisiones por falta de visibilidad. Proporcionar escondites y plantas flotantes no solo enriquece su hábitat, sino que también ofrece áreas para descansar y explorar.

En cuanto a los parámetros del agua, mantener un pH ligeramente ácido entre 6.5 y 7.5, junto con una dureza general (GH) comprendida entre 4 y 14 (idealmente 7), asegura unas condiciones ideales para el desarrollo del Betta Dragón.

Pez Betta Dragon rojizo
Pez Betta Dragón con tonalidad rojiza
Scroll al inicio